Domingo de Ramos

San Mateo (26,14–27,66)Evangelio según san San Mateo (26,14–27,66)

 En este día se proclama la Pasión de nuestro Señor Jesucristo según San Mateo que por su extensión no puedo ponerla aquí, pero sería muy recomendable meditar todo el relato

En vísperas de su pasión y muerte, Jesús hace su entrada triunfal en Jerusalén.
Jesús quiere que no nos engañemos cuando, en los próximos días, lo veamos apurar el cáliz hasta el fondo. No quiere que nos quedemos en la superficie negra de su pasión y muerte.
Quiere que lo veamos bajo esta luz profética del Domingo de Ramos: ese Jesús, a quien veremos sufrir y morir, acabará venciendo a la muerte con su muerte: "Bendito el que viene en el nombre del Señor".
Pero ante la muerte de Cristo no tenemos derecho a ser meros espectadores; hemos de tomar partido: o con los que permanece a su lado, o con los que, ciegos por los que sea, lo llevan a la Cruz. ¿Donde estás tú?:
- Si dejas que el miedo te amordace o te haga traicionar a un amigo. Te vas pareciendo a Pedro.
- Si ves que el dinero va pesando demasiado en tus decisiones hasta el punto de ser más fuerte que el amor, malo, a Judas le pasó lo mismo.
- Si dejas que el poderoso de turno te haga cambiar de idea o si estás siempre al sol que más calienta, eres, por desgracia, como ese pueblo que se dejó manejar contra Jesús.
- Si has probado ya el sabor del poder y te ha gustado hasta el punto de lavarte las manos dejando que pierda el inocente, ¡piénsalo bien! Lo mismo le pasó a Pilato.
- O puede que, por el contrario, te encuentres arrimando el hombro, como aquel Simón de Cirene.
- O, mientras limpias el sudor a un enfermo, o acompañas la soledad de un anciano, piensa con razón que eres, como aquella Verónica que valientemente rompió el cerco de los mirones y le enjugó el rostro de Cristo cuando pasaba con su cruz.
- No me gustaría pensar que estás entre los que golpean, o entre los que se burlan, como los sumos sacerdotes y el sanedrín. Quisiera verte, mejor, de pie junto a la cruz, como María, como Juan, o como aquellas mujeres valientes. Pero no te quedes en simple espectador. Ante un drama de esta clase no cabe ser neutral. Toma, de una vez, partido: o con Él, o contra Él. Que sea con Él.
¡Feliz Domingo de Ramos en confinamiento!

¡Paz y Bien!

Evangelio y Reflexión del día.
Por Fray Manuel Díaz Buiza

Franciscanos de todo el mundo se unen a …

25-05-2020

...

Continuar Leyendo

Comunicado de Prensa: Capítulo general

25-05-2020

...

Continuar Leyendo

The Printer’s Small Library: Una expos …

21-05-2020

...

Continuar Leyendo

La campaña vocacional “Y Yo Soy” en …

18-05-2020

...

Continuar Leyendo

Fraile franciscano y medico voluntario a …

14-05-2020

...

Continuar Leyendo

Franciscans International: 30 años en l …

13-05-2020

...

Continuar Leyendo

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR