Bautismo del Señor

Marcos (1,7-11)Evangelio según san Marcos (1,7-11)

 En aquel tiempo, proclamaba Juan: «Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo.»
Por entonces llegó Jesús desde Nazaret de Galilea a que Juan lo bautizara en el Jordán. Apenas salió del agua, vio rasgarse el cielo y al Espíritu bajar hacia él como una paloma.
Se oyó una voz del cielo: «Tú eres mi Hijo amado, mi predilecto.»
Palabra del Señor

La Navidad termina hoy con la fiesta del Bautismo del Señor. Termina viendo a Jesús ponerse a la fila de los pecadores para recibir el bautismo de Juan por el agua del Jordán. Como uno más, como si fuera uno más. Él viene a salvar, desde luego, pero no viene a imponer su salvación. Por eso Cristo se baja. Toma hondura situándose, codo a codo, junto a los que menos pueden. Entra en la fila de los necesitados, del pueblo llano, de los que tienen que esperar su turno en todas las ventanillas del mundo, de los que nada pueden exigir. Entra en la fila de los pobres.
Viene a salvar, sí. Pero no con una salvación importada, postiza; sino desde dentro. Tomando en serio al hombre, con toda su oculta grandeza. Asumiendo -para elevarlo- ese rescoldo que queda todavía, medio escondido, en su Corazón. Soplando sobre esas brasas. Pacientemente, amorosamente. Como el que no hace la cosa.
Dejando que resuene en todo nuestro ser las únicas palabras, la voz potente y suave de Dios que declarando su amor por su Hijo y por cada uno de nosotros. Escuchar esa voz en el fondo de nuestro corazón nos dará la fuerza necesaria para afrontar el camino de la vida. Si Dios te ama, si está contigo ¿a quién o a qué temeremos?. Esta es la fuerza de nosotros los débiles. Este es el regalo inmenso que Dios nos ofrece en el bautismo, nos hace HIJOS y no de cualquier manera: AMADOS.
Necesitamos escuchar esta voz, necesitamos poner mirada atenta, oído vigilante a Jesús, a su vida y a su Palabra, pues solo así creceremos y viviremos verdaderamente como hijos de Dios.
¡Renueva hoy tus promesas bautismales! !”¡vive con más pasión y entrega tu bautismo, tu ser hijo y entones, te lo aseguro, serás feliz!
¡Buen Domingo!

¡Paz y Bien!

Fiesta de la Universidad y del Gran Canc …

18-01-2018

...

Continuar Leyendo

Encuentro anual (2018) del Ministro gene …

17-01-2018

...

Continuar Leyendo

La Comisión para la Pastoral Educativa …

12-01-2018

...

Continuar Leyendo

2018 Curso JPIC: “Migración: causas, …

11-01-2018

...

Continuar Leyendo

Informativo JPIC: CONTACTO (10-12.2017)

03-01-2018

...

Continuar Leyendo

Fraternitas 01.2018 (No. 251)

01-01-2018

“Fraternitas” (Enero de 2018) está en línea y se puede descargar en diferentes idiomas.

PDF:  English – Español – Italiano – Français – Hrvatski – Polski – Português

DOC:  English – Español – Italiano –Français – Hrvatski – Polski – Português

 

Continuar Leyendo

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR