Cálida despedida de los franciscanos en el Santuario de Linarejos (Jáen)

Como estaba previsto el día 6 de noviembre, fiesta de los mártires Félix Echevarría y Compañeros, se celebró a las 6.30 de la tarde la Eucaristía de despedida de los frailes, presidida por el obispo de Jaén D. Ramón del Hoyo, junto con el Ministro Provincial Fr. Juan Carlos Moya y nueve frailes menores venidos de Martos, Granada, Cáceres y los de la fraternidad de Linares. Concelebraron también ocho sacerdotes de la ciudad así como el Secretario del obispo y el Arcipreste.

 Fue una celebración cálida y fraterna “entre el dolor y la Alegría”. Dolor  por dejar algo tan querido para los religiosos, el pueblo y la Cofradía de Linarejos, que regenta el Santuario. Alegría y Agradecimiento a los hermanos que a lo largo de 73 años de misión y servicio,  desde 1942 hasta 2015, que han mantenido con dignidad el servicio a la diócesis y tantos hermanos que han pasado por ese lugar tan importante en esa comarca linarense de Santuario Mariano de la Virgen.  Tantos hermanos han dejado lo mejor de sus vidas, la mayoría ya nos han precedido y duermen el sueño de la paz. Agradecimiento especial a los tres últimos  hermanos  de la fraternidad: Fr. Helidoro, Vicente y Maximo, que son destinados a otras fraternidades de la Provincia de la Inmaculada. Gracias por vuestros servicios. Todos los que tomaron la palabra  lo hicieron manifiesto de un modo u otro dando gracias a Dios por tanto don.

Tanto el Obispo como el Ministro Provincial indicaron los motivos de dejar este Santuario, no porque no fuera un lugar hermoso  para seguir evangelizando los hermanos Menores, sino porque la crisis de vocaciones y la edad avanzada nos lleva tomar este tipo de decisiones que solo se pueden entender y  vivir desde la fe,  para seguir creciendo en la llamada vocacional y  transmitir con gozo la ALEGRIA DEL EVANGELIO

Pasamos el relevo a la Diócesis, en la presencia del Señor Obispo,  que trata de gestionar del mejor modo posible este servicio de Evangelización desde el Santuario.

La Cofradía dio un regalo del busto de la Virgen de Lunarejos al Ministro Provincial como agradecimiento por los años de servicio fiel. Y nos ofrecieron sus puertas para cuando deseásemos volver por ese rincón.  Todo un APLAUSO y un abrazo manifestaron tanto don dado y recibido.

La Misa estuvo amenizada por una Coral que dio a la celebración la relevancia que se merecía, en un templo lleno de feligreses.

Al final de la Eucaristía se dieron diversos aplausos de agradecimiento a los hermanos y después de cantar el Himno  a la Virgen se acabó con  los Vivas:

¡! VIVA A LA VIRGEN DE LINAREJOS!!

¡¡VIVA A LA MADRE DE DIOS!!

¡!VIVA A LOS FRANCISCANOS!!.

Severino Calderón, ofm

 

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR