REFUGIADOS: Una llamada a la acción

Desde hace varias semanas los medios de comunicación no dejan de presentarnos escenas dramáticas de miles de personas que huyen de varios países en conflicto de Oriente Medio. Emigrantes o refugiados que o bien huyen de la pobreza o bien huyen de la guerra o de la destrucción total: ambos buscan sobrevivir en paz y seguridad.

Conocíamos el problema “desde lejos”. Ahora hemos despertado cuando esta masa humana ha comenzado a buscar los países europeos y lo han arriesgado todo para llegar al “paraíso europeo” con escasas posesiones pero cargados de esperanza. Y  Europa comienza a despertar con gestos de solidaridad y de creatividad para organizar una generosa acogida de estas personas. Nos toca el reto ahora de estudiar fórmulas para acoger dignamente a estas personas y así dar respuesta a sus aspiraciones más legítimas: para tener para sí y para sus hijos un futuro en paz…

Los creyentes sabemos que estos hermanos nuestros comparten nuestra fe y están expulsados de sus tierras, en parte, por ser creyentes y están siendo víctimas de la persecución y del mismo radicalismo. Jesús de Nazaret vivió también la situación de “refugio(cfr. Mt 2,13-15). Ahora todos los países se ven interpelados a dar respuesta humana y urgente a estos hermanos nuestros. Ahora también nosotros nos hacemos la misma pregunta: ¿Qué podemos hacer con nuestras posibilidades concretas, como personas, como cristianos y franciscanos, como comunidad, asociación, movimiento?. El Evangelio nos pide que seamos “prójimos” de los más pequeños y abandonados y que les demos una esperanza concreta acogiendo en nuestras casas alguna familia o trabajando en red con otras familias cercanas, o prestando tiempo, economía, acompañamiento…

 Si la misericordia es el segundo nombre del Amor: “Cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis” (Mt 25,40).

Los franciscanos de Granada, Camino de Ronda, 65, convocamos a todos los que deseen a orar al Dios de la vida para que nos dé “entrañas de misericordia”. Nos encontramos el jueves a las 8.30 de la tarde  para orar por los Refugiados y Emigrantes y pedir la Paz para no crear muros que nos rompen y separan.

Severino Calderón Martínez, ofm

Iglesia de San Francisco. Granada

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR