Joventut Antoniana concluye el ciclo de conferencias por su centenario

La espiritualidad de la acción social desde la Fe fue el eje central de la charla Natalia Peiro, Secretaria General de Cáritas Española, fue la encargada de cerrar el pasado 27 de abril el ciclo de conferencias que Joventut Antoniana Vila-real ha celebrado por su centenario.

Decenas de asistentes quisieron acompañar a Joventut Antoniana en una charla en la que la espiritualidad de la acción social fue el eje central. En este sentido, Peiro aseguró que espíritu y acción social son dos cuestiones indisolubles. “La acción social de la Iglesia no puede existir sin espíritu y la Iglesia tampoco puede existir sin la dimensión caritativa”, aseveró. Y es que el acompañamiento de las personas que la sociedad olvida, rechaza y excluye es el fin último y la razón de ser de ambas entidades.

La Secretaria General de Cáritas Española hizo un repaso por los once rasgos distintivos que definen la acción social de Cáritas y entre los que se encuentra la espiritualidad trinitaria que nace del amor. Estas y otras muchas características son compartidas por ambas asociaciones que, además, trabajan de forma coordinada a través de la delegación local de Cáritas en Vila-real.

Otro de los puntos de la conferencia fue la perspectiva desde la que se mira a las personas. En esta línea, Peiro destacó la mirada centrada en las potencialidades de cada uno, aspecto que, a su vez, comparten las dos organizaciones en los procesos de acompañamiento que desarrollan con los más desfavorecidos.

Un tejido social que cuide de las personas más pobres o el hacer sentir a las personas atendidas que forman parte de la comunidad fueron otros de los asuntos abordados. “Y aquí hemos de plantearnos si lo que hacemos es lo que las personas necesitan en cada momento o lo que nosotros sabemos hacer”, señaló. En definitiva, Peiro habló de la misión liberadora y transformadora de la acción social.

Tras la conferencia, se abrió un espacio de diálogo en el que se profundizó en temas como el derecho a una vivienda digna, la acción social como un espacio también privilegiado para los jóvenes, el voluntariado o la formación que, como indicó Peiro, “es una de las palancas para buscar el desarrollo integral de las personas”.

Con todo esto, Joventut Antoniana puso fin a una de las actividades centrales de su centenario. Un ciclo de conferencias que ha supuesto un espacio de reflexión y ahondamiento en los tres pilares fundamentales de la asociación.

En el marco de estos cien años Peiro concluyó que tanto Cáritas como Joventut Antoniana son dos entidades que “nos preocupamos de lo débil y de lo pequeño pero tenemos la fortaleza de seguir adelante”.

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR